Martes, 30 de Abril de 2019 | 11:08 am

El día que Ayrton Senna arriesgó su vida para salvar a un compañero de Fórmula 1

El día que Ayrton Senna arriesgó su vida para salvar a un compañero de Fórmula 1
El día que Ayrton Senna arriesgó su vida para salvar a un compañero de Fórmula 1

Este 1 de mayo se cumplen 25 años de la trágica muerte de Ayrton Senna, el piloto de Fórmula 1 que falleció en 1994 tras estrellar su monoplaza durante el Gran Premio de San Marino en Italia.

Por muchos es considerado uno de los más grandes pilotos del automovilismo. Dueño de una personalidad única, se destacó por correr siempre al límite como también protagonizar algunas polémicas. Ejemplo de ello fue su conocida rivalidad con Alain Prost.

Pero también se destacaba por tener un gran corazón. Bien lo sabían los niños pobres de su natal Brasil, a quienes siempre intentó ayudar cuando podía. Además, emergió como una luz de esperanza y felicidad en un tiempo en que la pobreza y la desigualdad azotaban a Brasil.

Este gran corazón es lo que muchos consideran que hizo único a Senna. Una muestra de ello es el día que le salvó la vida al piloto de F1 Erik Comas. El 28 de agosto de 1992 Comas y Senna estaban en la sesión de calificación, circuito de Spa-Francorchamps, Bélgica. Al llegar a la curva Blanchimont, Comas pierde el control del auto a 290 kilómetros por hora y da de lleno contra la barrera de contención.

En el accidente la cabeza de Comas golpeó contra una de las ruedas que se había desprendido, quedando inmediatamente inconsciente. La fuerza del impacto hizo que el monoplaza quedara en medio de la pista. El pie de Comas quedó apretando el acelerador a fondo, revolucionando y subiendo al máximo la temperatura del motor. Era cosa de tiempo para que el auto explotara con el francés en su interior.

El primer piloto que se cruza con el auto de Comas es Senna, quien inmediatamente se percata de lo que sucede al escuchar las despiadadas revoluciones del motor. Sin pensarlo, se detiene en mitad de la pista y va en socorro de su compañero. Lo primero que hizo fue apagar el motor para evitar una explosión. Luego le sostiene la cabeza hasta que llegan los médicos. Todo esto mientras los demás autos pasan por su lado. Fue el único que se detuvo a ayudar a Comas.

Cuando llegué, Senna estaba de rodillas sosteniendo la cabeza de Comas, de forma correcta, debo añadir. Mientras nos hacíamos cargo, Ayrton me dijo: Me he asegurado de que su respiración estuviera bien, y le he dicho al comisario que no le quite el casco para que tú pudieras examinar los daños. Era un buen alumno, dijo Sid Watkins, delegado médico y de seguridad en la Fórmula 1 y muy cercano al brasileño, según recogió hace un tiempo el sitio Jot Down.

El mismo Comas reconoció después que Senna le salvó la vida. Si no hubiera sido por él, la historia habría sido muy distinta para el piloto francés.

Fotos: Wikipedia/Capturas de video

pixel
Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios