guayaquil violacion de derechos humanos